NACIONAL

No pactamos con la delincuencia: Cuauhtémoc Blanco

En la rendición de su tercer informe de gobierno, en el Auditorio Teopanzolco, Cuauhtémoc Blanco Bravo convocó a la unidad porque sólo con trabajo en equipo, dijo, se podrá lograr la transformación y el progreso de Morelos.

Blanco Bravo llegó a la mitad de su administración en medio de episodios violentos atribuidos a la delincuencia organizada, y en ese marco abrió su informe con sus logros en seguridad.

En principio afirmó que la participación ciudadana en prevención de la delincuencia, el combate a la corrupción, la profesionalización de la función policial, la promoción de la denuncia y el respeto a los derechos humanos son pilares en su gobierno.

“Los resultados han sido de alto impacto, aquí no hay intocables ni solapamos a quienes atentan contra la paz social. En Morelos no pactamos con la delincuencia”, dijo el gobernador.

Recientemente se difundió una fotografía en la que aparece el mandatario posando con Irving Eduardo Solano Vera, “El Profe”, presunto líder de Guerrero Unidos y el CJNG; Homero Figueroa Meza, “La Tripa”, cabeza del Comando Tlahuica, y Raymundo Isidro Castro, El Ray, del CJNG, éste último asesinado en 2019, en el penal de Atlacholoaya, la cual desató una fuerte polémica y de inmediato el gobernador negó haber conocido a los tres supuestos integrantes del crimen organizado.

El gobernador aseguró que, de manera coordinada con las autoridades federales, desarticularon grupos delincuenciales y redujeron su margen de maniobra.

A tres años de gobierno, dijo, trabajan en políticas para garantizar el bienestar de la población y para ello crearon estrategias enfocadas en reforzar la paz, equidad, justicia, productividad y competitividad.

“Durante 2021, encaminamos nuestro trabajo a consolidar la reactivación económica y social. En esta nueva normalidad hemos logrado salvar vidas, proteger empleos, apoyar a las micro, pequeñas y medianas empresas”, afirmó.

Ante representantes del gobierno federal, de la Secretaría de la Marina, Sedena, Relaciones Exteriores y Cultura, el gobernador afirmó que su propósito es vivir en un México equitativo, sin corrupción, donde la transparencia, legalidad y el estado de Derecho beneficie a todos.

Habló de la recuperación económica y social del estado, tras los efectos que dejó la crisis por la emergencia sanitaria que atraviesa el país, y sostuvo que su objetivo es incrementar la productividad para hacer más rentable el crecimiento del campo, las empresas y la industria morelense.

“Optimizamos los recursos humanos y materiales para brindar acceso a la justicia pronta, expedita y apegada a derecho bajo los principios de honestidad y cero corrupción, en la óptica de una administración pública moderna y eficaz”, dijo.

Al cierre de su discurso afirmó que, aunque siempre ha dicho que no es político, manifestó su respeto por “el sano ejercicio de la política y a quienes la ejercen de manera honesta a favor de la población”.

Sostuvo que continuará levantando la voz ante la injusticia, porque toda su vida ha estado ligado al pueblo y para el pueblo.

“Falta mucho por hacer, pero vamos en buen camino. Trabajamos con rectitud y honestidad, no me mueven ningún interés personal, sino el cariño por la gente, por Morelos y las ganas de dar lo mejor de mí. Soy un hombre de grandes retos y siempre he luchado para lograr mis objetivos, no bajaré la guardia en la lucha por dignificar esta tierra”, expresó.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.