ESPECTÁCULOS

Nuevo príncipe está listo para conquistar ‘Bel-Air’

Jabari Banks sabía que estaba cerca de obtener el papel protagónico de Will en “Bel-Air”, la versión dramática de la serie de comedia de los 90 “The Fresh Prince of Bel-Air” (“El príncipe del rap”), pero su confianza comenzó a decaer cuando le pidieron que hiciera una audición adicional por Zoom con el director Morgan Cooper.

“Pensé, ‘no sé lo que querrá ver, pero le voy a dar todo lo que tengo'”, recordó el actor de 23 años en una entrevista reciente. “Dije, ‘voy a dejarlo todo en esa audición'”.

Banks encontró un lugar tranquilo — el armario de un amigo — e inició la sesión. En la pantalla vio un rostro muy familiar que lo miraba fijamente: Will Smith.

“No pensé que fuera real. Me pregunté, ‘¿será un video pregrabado?’ Su imagen era tan clara”.

Pero no era un video grabado; era el propio Smith, quien saltó a la fama como Will Banks en la serie original.

“Me dijo: ‘Quiero felicitarte, obtuviste el papel de Will en ‘Bel-Air'”, contó Banks. Y luego, con su característica exuberancia, le ordenó que invitara a quienquiera que estuviera con él a unirse a la sesión de Zoom.

“Me dijo: ‘¿Dónde están todos?'”, recordó Banks, quien le respondió que pensó que se trataba de una audición. “Él dijo: ‘Anda a buscarlos’. Así que muchos de mis amigos conocieron a Will”.

Y así fue como Banks se convirtió en el (nuevo) príncipe de Bel-Air.

Cooper dijo que buscar a un actor para interpretar al nuevo Will Banks no fue tarea fácil.

“Llegaron cientos y cientos de audiciones. Necesitábamos a un tipo que tuviera la arrogancia, el carisma, pero también habilidades puras de actuación, que usara sus ojos”, señaló. “Jabari Banks es una gran estrella y brilla tanto”.

Los paralelismos entre Smith y Banks parecen hechos a la medida de Hollywood. Al igual que Smith, Banks es del oeste de Filadelfia. También es un músico que trabaja en su propio EP — según él una mezcla de R&B, hip hop y géneros alternativos — y planea lanzarlo a finales de este año.

Banks dijo que se está tomando esta gran oportunidad “un día a la vez”, y citó una anécdota de la autobiografía de Smith, “Will”, en la que el actor cuenta que su padre les dio a él y su hermano la tarea de construir una pared ladrillo por ladrillo.

“He estado siguiendo ese lema y viviendo mi día a día de esa manera”, dijo Banks.

“Bel-Air”, actualmente disponible en Peacock, recibió de inmediato un contrato para dos temporadas.

La serie fue concebida por Cooper, un cineasta de Kansas City que creció amando “The Fresh Prince of Bel-Air”. Creía que la premisa aún podría funcionar hoy, pero reflejando estos tiempos.

“Si eliminas la pista de risa de la comedia y realmente miras el escenario desde arriba, la historia realmente se presta al drama. Un joven negro del oeste de Filadelfia se mete en una riña y se ve obligado a trasladarse al otro lado del país. ¿Cómo se ve eso en la vida moderna? Se presta a algunos momentos dramáticos realmente interesantes que tienen sus raíces en conversaciones muy reales”.

Cooper hizo un tráiler de esa idea con actores locales y lo subió a YouTube. No habían pasado 24 horas cuando la productora de Smith, Westbrook, lo contactó para concertar una reunión. Dos semanas después, Cooper voló a Miami para encontrarse con Smith, donde el actor filmaba “Bad Boys for Life” (“Bad Boys para siempre”). Las cosas despegaron y la serie ahora está en pantalla. Los primeros tres episodios debutaron el domingo después del Super Bowl.

En “Bel-Air”, Will Banks, un astro del baloncesto estudiantil de 16 años, está jugando en una cancha cuando se involucra en una riña con una pandilla local. La situación se intensifica rápidamente y Banks es arrestado. Una vez que lo liberan, su madre lo lleva directamente al aeropuerto para que tome un vuelo a Los Ángeles, donde se quedará con sus tíos y primos en un lugar más seguro. Irá a la escuela allí hasta que las cosas se calmen.

En la vida real, Banks se encontró en una encrucijada en su primer año de secundaria. Le encantaba el baloncesto, pero las bajas calificaciones lo hacían inelegible para jugar.

Su madre le dijo que debía encontrar algo que hacer después de la escuela, así que se unió a un grupo de teatro. Fue ahí que se enamoró de la actuación.

Ahora Banks espera conocer a más artistas negros que puedan ayudarlo a navegar el mundo del espectáculo.

“Me encantaría trabajar con LaKeith Stanfield, soy un gran fan de él. Soy un gran fan de Denzel (Washington). Me encantaría trabajar con Daniel Kaluuya y Sterling K. Brown, Damson Idris. Todos estos son artistas a los que admiro”, expresó.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.