CAMBIANDO DE TEMA

Para morena, ¿cuál veda? Hacen repartición de tarjetas a “viejitos”

Por Karina A. Rocha Priego

Mientras el gobierno federal “sigue acalambrando” a las autoridades electorales, en el Estado de México, sigue padeciendo el descaro y abuso de los morenistas que, de manera por demás ilegal, siguen repartiendo tarjetas “con dinero” para comprar la conciencia de los pobres ¡y vividores del sistema!, un ejército de “buenos para nada” que recluta el Gobierno de la República para hacer uso de ellos el día de las elecciones en este Estado.

Ya lo hemos comentado, el registro de esta gente se hace con el simple hecho de entregar ¡copia del INE y comprobante de domicilio!, pero es bien sabido que la información que albergan los INE’s es utilizada para “mantener en un puño malverso” a quienes se dicen “desamparados” y con la “única obligación” de votar por Morena el próximo 4 de junio.

Ahora, el trabajo lo hace la Secretaria del Bienestar, Ariadna Montiel Reyes, quien asegura, “trabaja a marchas forzadas” para entregar algo así de un millón 250 mil tarjetas del Bienestar para adultos mayores en el Estado de México, quien  recientemente estuvo en Cuautitlán Izcalli, Atizapán y Tlalnepantla.

Pero ¿qué no se supone que estamos en veda electoral? ¿Qué no se supone que no se debe abusar de los programas sociales? ¿qué no se supone que la entrega de tarjetas debió frenarse, para llevar a cabo un proceso electoral equitativo?

Así debería ser pero como al Gobierno Federal y a los morenistas lo que menos les importa es la transparencia y la legalidad, están haciendo entrega ¡de millones de pesos! a pobres y no, que solo tienen que estirar la mano para irse a “echar” a sus casas a esperar la siguiente entrega de recursos.

Es verdaderamente penoso, querido lector, ver cómo miles de mexicanos ¡venden su dignidad, al mejor postor!, cuando para “el que despacha en Palacion Nacional”, lo que menos le importa es la gente.

Hoy, están “utilizando” a los viejitos, muchos de ellos sin familia y muy necesitados, es verdad, pero al fin y al cabo ¡son blanco perfecto! para este gobierno y, como dice la secretaria del Bienestar, lo seguirán haciendo.

En próximos días, se verá como incorporan en forma constante a la gente que cumple sus 65 años y, dicen, se calcula que, al término del 2023, serán alrededor de un millón 350 mil adultos beneficiados; que durante el bimestre mayo-junio, se estará depositando letra por letra como se ha anunciado y se está depositando ya con el adelanto.

Que en marzo y abril vienen juntos los pagos con mayo y junio, donde los depósitos sumarán 9 mil 600 pesos y así, seguirán engordando su lista “personal nominal” para utilizar en junio 4.

Pero ¿sabrán estas personas lo que piensan de ellos? Sí. ¿Sabrán la forma despectiva como el Jefe del Ejecutivo se expresa de ellos?

Porque en fechas recientes, el escritor e historiador Arnulfo M. Licona Ocaña, por cierto, amigo desde la niñez de López Obrador, ha hecho revelaciones abrumadoras de una plática que sostuvo con el ahora Presidente de México (2018) tuvieron en el mes de abril de 2018, en la que, entre tantas cosas, López Obrador dijo: “… son una bola de hambrientos y miserables que no dejan huella de su paso por la vida, no tienen pasado, no tienen presente y no tendrán futuro, pero son muy útiles para mi proyecto de gobierno porque les avientas un puño de frijoles con unos pesos y serán incondicionales a mi persona”.

¿Qué piensa usted, querido lector, de la forma como el jefe de esta Nación se expresa de los más necesitados? ¿A usted le parecería que le dijeran que es “un hambreado”? Porque en realidad, lo que México necesita “son fuentes de empleo”, “oportunidades para los más jóvenes”. Quieren un sistema de salud viable y ¡completo!

Los que menos tienen, buscaban “un cambio” sí, pero de “mal a mejor”, y no de “mal a peor”, lo que demuestra, una y otra vez que “mientras más hambre tenga el pueblo mexicano, más útil será para el gobierno de López Obrador.

Pero ¿sabe usted qué es lo más triste y lamentable? Qué muchos de esos que son sobajados, que lo saben, que reconocen que no son más que “parque político” para el Gobierno Federal, se hacen de la vista gorda con tal de seguir recibiendo “dinero sin esfuerzo” pero esa actitud afecta sin lugar a duda a otros tantos millones de mexicanos que quieren vivir en un México mejor, sí, ¡pero libre!

Un México en el que puedan luchar por sus hijos y entregarles un futuro promisorio. Quieren ver a sus hijos realizarse como seres humanos y verlos crecer para expandir su herencia a las generaciones venideras.

No quieren un México sometido y hoy, la peor de las noticias, ¡Andrés Manuel recluta militares venezolanos! ¡Les abre las puertas de nuestro México!, se ¡enfrasca en conflictos políticos -que ni él entiende- con el Gobierno norteamericano! y, peor aún, ¡su negligencia ha provocado el que, en breve, se nombren “terroristas” a los narcotraficantes mexicanos!, abriendo las puertas a la posibilidad de que las fuerzas armadas del vecino país del norte se internen en territorio mexicano y, ¿usted se imagina lo que podría suceder?

Peor aún. Mientras por un lado se “mantiene a los vividores cautivos del gobierno Federal”, por el otro lado, internan a militares venezolanos en territorio mexicano para que, de aprobarse el que los narcos mexicanos sean terroristas, llegarán los norteamericanos a “iniciar una guerra” en este país y ¿mientras, qué? ¿nos sentaremos a ver como se libra una guerra donde los mexicanos, son los menos responsables?

Pero ¿y qué? Por más que en México se alcen las voces para exigir que este país, siga siendo un país ¡libre!, siempre habrá un “vituperio” contra quienes “no van” con la 4T. Pero mientras el foro “esté a cargo” del “señor que despacha en Palacio Nacional”, los mexicanos, tendrán que seguirse esforzando más…….

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *