CAMBIANDO DE TEMA

Políticos morenistas ponen en práctica “acciones de expropiación”

Por Karina A. Rocha Priego

Entonces, ¿ahora nos tendremos que cuidar de estas acciones? porque, hace unos días, salió a relucir lo que viene haciendo el gobernador morenista de Veracruz, Cuitláhuac García, quien, al estilo “Venezuela”, va expropiando todo lo que se le pega la gana, sea funcional o no, aquí es “el poder por el poder”.

Según un trabajo periodístico recién publicado, la economía venezolana empezó su decadencia cuando Hugo Chávez, se “daba sus baños de pueblo” haciendo recorridos y señalando inmuebles que le parecían “atractivos para su causa” y tras preguntar qué había o se hacía en ese lugar, decidía ¡expropiarlo!

Esa actitud autoritaria y alevosa de Hugo Chávez, llevó a Venezuela a perder la confianza ciudadana -lo cual poco importó a un presidente que se había adueñado del país y de la conciencia de la población (me apoyas, comes; no me apoyas, te mueres de hambre)-, huyeron capitales importantes, llegó la escasez de medicinas y viviendas, filas para comprar alimentos y emigración de millones de venezolanos, por decir lo menos.

Ahora, es de muchos sabido que las intenciones políticas de los morenistas para México, son precisamente esas, las que aplicó Hugo Chávez en Venezuela, y el que puso el ejemplo (sic) es precisamente el gobernador Cuitláhuac García, quien ¡ordenó expropiar el acuario de Veracruz!, amparándose con la muerte de un manatí por falta de cuidados.

La realidad es otra, dicen que lo que este señor buscaba era adueñarse de los ahorros que el patronato del acuario, formado por empresarios y ciudadanos que gratuitamente lo dirigían exitosamente, acumularon durante 30 años de operación.

Dicen que estos, con dinero propio, pagaban nómina, mantenimiento, mejoras y realizaban proyectos que convirtieron al acuario en uno de los atractivos turísticos más importantes del estado y de los mejores a nivel latinoamericano, logrando con ello quedarse con algo así de 120 millones de pesos, o un poco más.

Es increíble en lo que se están fijando los morenistas en este país: ¡apropiarse de todo lo que para ellos es atractivo!, olvidándose de la gente que ha trabajado toda su vida para tener un buen patrimonio. Se olvidan de empresarios que, creyendo en México y en sus estados, abren empresas exitosas y dan trabajo a decenas de mexicanos.

Hoy, toda aquella población económicamente activa, tendrá que cuidarse las espaldas ante las autoridades arbitrarias y abusivas que, pretendiendo hacer de un México libre, uno sometido y hambriento, es que empezarán “a robarse” -a nombre de la patria- todo lo que les parezca, insisto, atractivo para sus “causas personales” cuando deberían estar cumpliendo con los compromisos que adquirieron con sus ahora gobernados.

Salud, educación, pero sobre todo ¡seguridad! En el caso de Veracruz, este está considerado entre los más peligrosos del país, donde el índice de feminicidios está al alza, mientras las autoridades estatales están preocupadas por la muerte de un manatí, y se roban, literalmente los 120 millones de pesos que ha guardado el acuario del estado sin dar explicación alguna del porqué de esta acción.

Por ello, preguntarnos: ¿será que ahora los mexicanos tendremos que cuidarnos de que no se les ocurra a las autoridades expropiar lo que por derecho nos pertenece? Lo que se ha trabajado, lo que se ha mantenido, porque fácil ha sido para Cuitláhuac García quitarle a la gente este acuario y robarse, insisto, el dinero del fondo de ahorros de quienes mantienen o mantenían ese lugar y, sin temor a equivocarme, podríamos asegurar que, en cuanto el gobernador veracruzano tenga acceso directo a los 120 millones de pesos, la muerte de un manatí será lo que menos le importe a este sujeto, igual, dejarán morir todas las especies ahí expuestas, porque la realidad es que, lo que a este le interesa es el dinero y no las especies marinas.

Pero ¡aguas! por algo se empieza. Hoy fue Veracruz, mañana puede ser Quintana Roo o Hidalgo, estados recién entregados, en charola de plata a Morena, donde la voracidad, la sed de poder, es lo que verdaderamente gobierna.

Por lo pronto, dicen ya otros morenistas están buscando “tesoros escondidos” para seguirle los pasos a Cuitláhuac García pues, como quieran verlo, el “robo” es la forma más fácil y rápida de hacerse de recursos, pero nos preguntamos: ¿por qué quienes gobiernan, sea del nivel que sea, cree tener el poder absoluto hasta para ¡saquear!, sin que nadie pueda exigir rendición de cuentas?…

PREOCUPA A EMPRESARIOS ACTOS ANTICIPADOS DE CAMPAÑA

Hablando de otra cosa, en las últimas semanas hemos sido muy claros al señalar que, aspirantes a la Presidencia de la República y al Gobierno del Estado de México, están desatados y cometiendo diversos delitos electorales como los actos anticipados de campaña.

Por supuesto que esta situación ya llamó la atención de gente que, preocupada por el futuro, sobre todo, del Estado de México, es que piden a los aspirantes se aguanten tantito, que no pasa nada, pero que no pongan en riesgo las elecciones de 2023.

Sí, como lo hicieron saber empresarios mexiquenses que alertaron sobre el riesgo de actos anticipados de campaña para las elecciones de 2023, durante los procesos internos de los partidos políticos para elegir a sus candidatos.

Los integrantes de la Unión Industrial del Estado de México (Unidem), llamaron al IEEM a hacer cumplir la ley y evitar que se registren delitos electores, sobre todo porque ello generará desvío de recursos públicos en beneficio de algún aspirante.

Sí, ya lo habíamos comentado, quienes anticipan campañas y hacen eventos multitudinarios, tendrán que empezar a explicar de dónde salen los recursos para dichos eventos y, créanme, ninguno podrá comprobar que ese dinero “sale de sus bolsillos” porque hasta eso, no son capaces de pagarse su propio café con el fruto de su trabajo (sic).

Entonces, no queda más que la nueva presidenta del IEEM, Amalia Pulido, haga valer su cargo, y ponga quietos a todos aquellos que cometan delitos electorales, sean del partido político que sean. ¿Podrá…?

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.