CAMBIANDO DE TEMA

Por desvío de 50 mdp que, ¡Investiguen a Roberto Téllez!, Ex de Atlacomulco

“Un gobierno sin corrupción, no sirve para nada”, la frase de la semana que, en realidad, no es nada nuevo, pero si preocupante cuando aún terminada una administración municipal, salen a relucir verdades millonarias.

Lo peor de todo es que hay quienes piensan que solo hay desvío de recursos en los municipios de la zona centro o zona oriente del estado de México, pero ¡no!, resulta que en la zona norte de la entidad ¡también los hubo! y nadie ha hecho nada al respecto. Caso concreto, de la administración 2019-2021 de Atlacomulco, o sea, de la administración del tristemente célebre Roberto Téllez Monroy, faltan por comprobar algo así de ¡cincuenta millones de pesos!

No es novedad que en este importante municipio del norte del Estado no existan cuentas claras por parte de algunos expresidentes municipales, quizá el caso más sonado fue el del expresidente Rogelio Caballero Meraz, a quien se le complicó el tema con el Órgano de Fiscalización del Estado de México, el cual dio resolución resarcitoria contra el Edil después de no poder comprobar el uso de recursos públicos, situación que puso al borde de la cárcel al ex presidente quien, como “milagro”, logró regresar el monto asignado por el órgano para poder conservar su libertad.

De ahí que nos brinquemos a la administración de Roberto Téllez Monroy, pues se dice que las instituciones de transparencia y de fiscalización correspondientes, ya han puesto los ojos en este ex presidente, el cual observa omisiones y faltantes a la cuenta pública y aplicación de los recursos públicos, además de haber sido severamente criticado por pasar gran parte de su administración abanderando obras que no pertenecieron a su gestión, siendo la más famosa el Centro Espacial de Atlacomulco donde se trabajaron Nanosatélites y que, por cierto, también tiene una observación por 5 millones de pesos que están sin comprobación y sí corresponden a su administración.

Hoy, también se encuentra en la mira de las instituciones debido a que se observa deuda por más de 20 millones de pesos por falta de comprobación, por cierto, de recursos federales, y otros 20 millones más por los que se encuentran grabados bienes muebles e inmuebles de la Administración, sin dejar de mencionar que existe un procedimiento de presunta responsabilidad administrativa sansionatoria determinada por el OSFEM en su contra.

Sin lugar a duda, las administraciones municipales se han visto impáctadas por malos manejos y que, tras el cambio de bandera partidista que sufrió este Municipio emblemático del Estado de México, no significó la excepción, lamentablemente.
Lo más grave de todo esto es que, a pesar de que el Órgano Superior de Fiscalización dice -que honestamente lo dudamos- está encima de las administraciones corruptas, en el caso concreto del gobierno municipal que encabezó el morenista Roberto Téllez Monroy, no se ha hecho nada concreto y el recurso faltante sigue en el aire.

Sin embargo, no podemos olvidar que la titular del OSFEM, Miroslava Carrillo, por cierto, impuesta en el cargo por Higinio Martínez Miranda, hoy uno más de los aspirantes morenistas el gobierno del Estado de México es protectora de los alcaldes y exalcaldes que emanan de ese instituto político, haciéndose de la “vista gorda” para dejar pasar las irregularidades financieras de los servidores y exservidores públicos ¡morenistas!

Tan es así, querido lector que, no podemos olvidar todas las barbaridades cometidas por la ex alcaldesa de Metepec, Gabriela Gamboa que, siendo panista, se vendió a Morena para llegar a la alcaldía y, cuando lo logró, ¡destruyó al municipio!, desviando miles de millones de pesos a “su causa personal”, lo cual no ha sido siquiera investigado por el OSFEM el cual, para ser ¡honestos! no lo va a hacer nunca pues además, se dice, Gabriela Gamboa desapareció de la faz de la tierra y, dicen, podría reaparecer con alguno de los aspirantes a la gubernatura y, de ser así, seguramente será con Higinio Martínez, el protector de Miroslava Carrillo quien, se mueve al son que le toca este sujeto.

Sin embargo, si se hicieran bien las cosas en contra de los morenistas corruptos, como Roberto Téllez Monroy, sí, ese que dice haber pagado 50 mil pesos para que le hicieran la estatua de Andrés Manuel López Obrador, misma que su propia gente destruyó para empañar el primer día de trabajo de Marisol Arias, alcaldesa priista de Atlacomulco, para quedar bien con el presidente de México, pues las cosas tendrían que ser distintas pero, tampoco sucederá.

Y es que, ahí les va: hablando de Gabriela Gamboa, o sea, de Metepec, recordemos que hasta antes del 2017, el OSFEM tenía la atribución de fincar las responsabilidades resarcitorias, ahora los servidores públicos entrantes observan, entregan esas observaciones al OSFEM y las que son “faltas graves” las envían al Tribunal de Justicia Administrativa y es quien finca las resarcitorias, pero desde la etapa de investigación, el OSFEM tiene que remitirlas a la contraria del Poder Legislativa y en el uso de las facultades y atribuciones que tiene la Contraloría con su autoridad investigadora, debe dar vista a la Mesa de Responsabilidades de los Servidores Públicos , sin embargo, ante la salida de Victorino Barrios de la Contralaría, eso no va suceder pues, se dice, Juan José Hernández Vences, quien se quedó en ese lugar, dicen, tiene tantos compromisos y contubernios con Morena que, a la par de Miroslava Carrillo, se hace “de la vista gorda”.

Así las cosas, pero, por lo pronto, exigen investigación a fondo contra el exalcalde morenista de Atlacomulco, Roberto Téllez Monroy para que compruebe o regrese a las arcas municipales esos 50 millones de pesos que ¡están volando!…..

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.