JUSTICIA

Presuntos miembros de Los Ardillos atacan comandancia de UPOEG

Civiles armados, presuntos integrantes del grupo delincuencial Los Ardillos, atacaron la comandancia de la Policía Ciudadana de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) en Buenavista de la Salud, municipio de Chilpancingo, y dejaron cuatro policías muertos, entre ellos el comandante y dirigente de la CETEG, Mario Zamora.

En el lugar hubo además un civil armado muerto y tres policías de la fuerza local heridos de bala en el lugar.

Los hechos ocurrieron a las 6:30 de la tarde cuando las autoridades policiacas recibieron el reporte de una fuerte balacera, en esta localidad ubicada a media hora de la capital.

Fuentes de la autodefensa UPOEG informaron que a las 6:30 de la tarde seis camionetas en las que iban unos 40 hombres armados, a los que identificaron como integrantes del grupo de la delincuencia organizada Los Ardillos, llegaron a la base de la policía de Buenavista de la Salud ubicada frente a la carretera federal México–Acapulco, dos

vehículos con blindaje rústico llegaron frente a la comandancia y la atacaron a balazos con armas largas calibre 50.

Después unos ocho policías de la UPOEG que se encontraban en su base, repelieron la agresión y el enfrentamiento armado duró una hora.

En el ataque armado cuatro de la organización murieron, uno de ellos era el comandante y dirigente de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), Mario Zamora, quien encabezó las manifestaciones contra la reforma educativa en 2013 y en los desalojos en la Autopista del Sol en la capital encaró el jefe de la Dirección General de Traslados y Apoyo Penitenciario de la entonces Policía Federal (PF), José Luis Solís López, conocido como el comandante Espartaco y desde 2014 por la exigencia de la aparición con vida de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

En un comunicado de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz se informó que policías estatales al transitar en la carretera federal México–Acapulco, en el crucero de la comunidad de Acahuizotla, “tuvieron contacto con tres vehículos en los que se trasladaban civiles armados, quienes al notar presencia de los agentes iniciaron una agresión armada. En estos hechos perdieron la vida dos civiles armados, quienes vestían equipo táctico y portaban fusiles de alto poder. Ningún policía resultó herido”.

En el boletín del Gobierno se informa que en Buenavista, un enfrentamiento entre dos grupos de hombres armados, dejó un saldo de tres civiles muertos y un herido.

El ataque armado a la base de la UPOEG y el enfrentamiento armado duró una hora, después cuando ocurrió este hecho, los civiles armados atacaron a balazos tres camiones, los atravesaron en la carretera federal México–Acapulco cerca de la comunidad Acahuizotla, para evitar la llegada de las autoridades de los tres niveles de Gobierno y las ambulancias para atender los heridos y reportaron otro bloqueo carretero cerca de la comunidad de El Ocotito.

Además dos camionetas de blindaje rústico quedaron abandonadas en la carretera frente a la base comunitaria de la organización. Hasta las 11:40 de la noche continuaban los bloqueos carreteros por las diligencias de los peritos de la Fiscalía.

Una hora y media después del hecho de violencia llegaron policías estatales, militares, marinos, efectivos de la Guardia Nacional y ministeriales para asegurar la zona, mientras que las ambulancias llegaron dos horas y media después para atender a los tres policías ciudadanos heridos de bala.

Las autoridades de los tres niveles de gobierno aseguraron la zona y peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE) realizaron las diligencias correspondientes.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.