CULTURA

Rijksmuseum agota todas las entradas adicionales a la exposición de Vermeer

El Rijksmuseum de Ámsterdam ha anunciado hoy que ya ha agotado “de forma definitiva” todas las entradas, incluido en horario extendido, para ver la exposición de Johannes Vermeer, una muestra abierta al público el 7 de febrero que incluye por primera vez en la historia la mayoría de los cuadros del artista neerlandés.

El museo vendió unas 200,000 entradas por adelantado y, una vez inaugurada oficialmente la exposición, los 450,000 boletos disponibles para ver la muestra se agotaron rápidamente, lo que obligó a la pinacoteca a extender el horario de apertura hasta casi la medianoche para poder poner a la venta entradas adicionales.

Aun así, el interés seguía siendo tan grande, que la web del museo agotó las entradas adicionales en repetidas ocasiones.

No obstante, el Rijksmuseum señala ahora que todas las entradas disponibles, incluido en horario alternativo y ampliado, están ya “agotadas de forma definitiva”, y ofrece en su página web a los interesados en la muestra “admirar todo el trabajo de Vermeer a través de un tour virtual” que ha organizado el propio museo junto a la exposición en Ámsterdam.

Esta exposición histórica de Vermeer muestra un total de 28 pinturas del artista neerlandés, la mayor cantidad de los 37 cuadros que se le conocen al pintor del Barroco que se han podido exponer juntos en un solo lugar.

Este conjunto de obras ni siquiera se produjo en el estudio del propio Vermeer porque se fue deshaciendo de algunos de los cuadros, así que esta exposición es “una oportunidad única”, dice el museo.

Las pinturas de Vermeer se pueden ver hasta el 4 de junio en el Rijksmuseum, aunque el famoso cuadro “La joven de la perla” volverá a finales de este mes a su casa, el Mauritshuis de La Haya, puesto que empieza la temporada turística y esta es la pieza de mayor atractivo del museo propietario del cuadro.

La mayoría de la colección de Vermeer está fuera de Países Bajos, con Estados Unidos como principal destino (14 pinturas). Los extranjeros más adinerados de la época compraron las piezas en un momento en el que Vermeer no era importante en Europa (más allá de Francia). Países Bajos tiene siete cuadros, el resto de Europa colecciona 15, y hay un lienzo en Japón.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *