MUNDO

Rusia anuncia retirada de tropas entre tensiones en Ucrania

Rusia anunció que algunas unidades que habían participado en maniobras militares comenzarían a regresar a sus bases, dando esperanzas de que el Kremlin pudiera no tener planes de invadir Ucrania de inmediato. Pero no dio detalles sobre cuántos efectivos eran o de dónde partían.

Eso complicaba los esfuerzos por determinar el alcance de la decisión, que hizo subir los mercados financieros y el castigado rublo tras semanas de escalada en la peor crisis entre Oriente y Occidente registrada en Europa en varias décadas. El anuncio se hizo al día siguiente de que el ministro ruso de Exteriores indicara que el país estaba dispuesto a seguir hablando sobre los agravios de seguridad que llevaron a la crisis de Ucrania, un gesto que cambió el tono tras semanas de tensiones.

Sin embargo, la operación se anunció horas después de que un funcionario estadounidense de Defensa dijera que algunas tropas y equipamiento militar ruso avanzaban hacia la frontera de Ucrania, en lugar de alejarse. Y autoridades occidentales continuaron el martes con sus advertencias de que las fuerzas rusas podrían entrar en Ucrania en cualquier momento. Algunos señalaron al miércoles como posible día de invasión.

Los temores a una invasión se deben a que Rusia ha movilizado más de 130.000 soldados cerca de Ucrania. Moscú niega tener planes de invadir el país vecino pese a haber desplegado tropas en las fronteras al norte, sur y este de Ucrania y a las grandes maniobras militares iniciadas cerca.

Estados Unidos y otros aliados de la OTAN, por su parte, han llevado tropas y suministros militares hacia el flanco occidental de Ucrania y prometido más ayuda económica para el país exsoviético.

El Ministerio ruso de Defensa no indicó dónde estaban desplegadas las tropas que iban a retirarse ni cuántos soldados se marcharían.

Cuando se le preguntó por el anuncio, el ministro de Exteriores, Sergey Lavrov, recalcó que Rusia celebra maniobras “en su propio territorio y de acuerdo a sus planes, comienzan, continúan y terminan como se planeó”. El ministro afirmó que esos ejercicios siempre cumplen la planificación, independientemente de “quién piense qué y quién se ponga histérico por ello, quién esté realizando un auténtico terrorismo informativo”.

“Rusia hace declaraciones diversas constantemente”, dijo el ministro ucraniano de Exteriores, Dmytro Kuleba. “Por eso tenemos una norma: No nos creemos lo que oímos, lo creeremos cuando lo veamos. Cuando veamos retirada de tropas, creeremos en la desescalada”.

Los líderes europeos han intentado impedir una nueva guerra en el continente tras varias semanas en las que los europeos se han sentido atrapados entre Rusia y Estados Unidos, y los precios de la energía para los hogares han subido debido a la dependencia europea del gas ruso.

El canciller de Alemania, Olaf Scholz, se reunió el martes en Moscú con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, al día siguiente de sentarse en Kiev con el líder ucraniano. En sus declaraciones al llegar al Kremlin, Scholz mencionó las tensiones en Ucrania pero también los lazos económicos entre Berlín y Moscú, que complican los esfuerzos occidentales por acordar un castigo para Rusia en caso de invasión.

El ministro polaco de Exteriores, Zbigniew Rau, uno de los principales detractores de Rusia en Europa, también viajó el martes a Moscú para entrevistarse con Lavrov y ambos hablaron de cómo emplear la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa para buscar más negociaciones que rebajen las tensiones en torno a Ucrania.

Lavrov había apuntado a más esfuerzos diplomáticos el día anterior, en una reunión con Putin diseñada para televisión que parecía planteada para enviar un mensaje sobre la postura del mandatario ruso. El ministro de Exteriores alegó que Moscú debería celebrar más reuniones, pese al rechazo de Occidente a considerar las principales exigencias rusas.

Moscú quiere garantías de que la OTAN no permitirá que Ucrania y otros países exsoviéticos entren en la alianza. También quiere que la alianza detenga el despliegue de armas a Ucrania y retire sus fuerzas de Europa Oriental.

Lavrov dijo que las posibilidades de conversaciones “están lejos de haberse agotado”.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.