MUNDO

Save the Children acusa a Israel de abusos a menores palestinos detenidos

La mayoría de niños que fueron detenidos por Israel sufrió abusos físicos y emocionales y agresiones durante su arresto, una dinámica “de violencia continua” y vigente desde hace años, reveló hoy un informe de la ONG Save The Children, que pide a las autoridades israelíes acabar con la detención de menores.

Cuatro de cada cinco de ellos -un 86%- recibieron golpes durante su cautiverio y un 42% padeció heridas de bala y fracturas óseas al ser arrestados, según la investigación publicada este lunes por la entidad, que entrevistó a 228 niños y adolescentes palestinos de Cisjordania ocupada que estuvieron bajo arresto israelí por períodos de entre uno y 18 meses en el marco de los últimos tres años.

La violencia se tradujo en “terribles niveles de abusos físicos y emocionales” que incluyeron “palizas, amenazas de agresión y golpes con palos o pistolas”, lo que de acuerdo con Save the Children es una evidencia de “las violaciones de derechos humanos que sufre la infancia y la adolescencia” en Cisjordania, bajo ocupación desde 1967 y sometida desde entonces a la legislación militar israelí.

A su vez, parte de los niños denuncian que estuvieron expuestos a “violencia y abusos sexuales, incluidos golpes o tocamientos en los genitales”, mientras que un 69% de los entrevistados aseguraron que fueron desnudados para ser sometidos a cacheos en interrogatorios.

Según la investigación, el 60% de menores “fue sometido a régimen de aislamiento”, algunos hasta 48 días, y un 58% no pudo recibir visitas ni comunicarse con su familia durante su arresto.

Asimismo, un 70% de ellos aseguró que Israel le negó el acceso a servicios básicos, padeciendo hambre y sin recibir atención médica.

Muchos menores “son interrogados en lugares desconocidos sin la presencia de su padre, madre o tutor legal, y a menudo se les priva de comida, agua y sueño, o de acceso a asistencia letrada”, denuncia Save the Children, que concreta que el principal delito del que se acusa a muchos es el lanzamiento de piedras, “lo que puede conllevar una pena de 20 años de prisión”.

Todo ello ha dejado secuelas psicológicas a muchos: un 53% sufre insomnio y el tiene dificultades para dormir, y muchos de ellos fueron arrestados en su mismo hogar y en plena noche.

Entre 500 y 700 menores palestinos son sujetos cada año a procesos judiciales bajo la legislación militar israelí en Cisjordania, más severa que la ley civil, a la que sí están sometidos los colonos israelíes que residen en los asentamientos del mismo territorio.

Los palestinos “son los únicos niños del mundo que experimentan enjuiciamiento sistemático en cortes militares” y sufren “abusos graves y generalizados a manos de quién se supone que debe cuidar de ellos”, dice Jason Lee, director de Save The Children en la región.

Ante ello, la ONG exige a Israel que “respete todos los derechos de la infancia y el derecho internacional”, insta a que ponga fin a la detención de menores y pide que las autoridades israelíes acaben con lo que califica de “abusivo sistema de arresto militar”.

Según cifras de la entidad palestina Adammeer, unos 160 menores palestinos permanecían bajo detención israelí a fines de junio, y Save the Children calcula que cada año hay entre 500 y 1,000 niños recluidos en centros de detención militar israelíes.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *