NACIONAL

Señala Ricardo Monreal prácticas anquilosadas que parecían superadas en proceso interno de Morena

Por Karina Rocha

Ricardo Monreal aseguró que el proceso interno de Morena, para elegir al Coordinador de la Defensa de la Cuarta Transformación, es inédito, innovador y estratégicamente útil para reforzar al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y al movimiento, pero “tiene ribetes de desigualdad y uso de prácticas políticas anquilosadas que parecían superadas”.

En un artículo publicado en redes sociales, Monreal dijo que Morena optó por el método demoscópico y estatutario de la encuesta, que hasta ahora ha logrado combinar el derecho a participar a toda persona integrante del movimiento, a fin de mantener la unidad de la organización.

También reconoció que las encuestas son el “mal menor frente a los males mayores que acechan a los partidos como el tapadismo, corporativismo, clientelismo o sectarismo”.

No obstante, señaló que en el proceso han existido acuerdos incumplidos y lineamientos que no se honraron, se olvidaron o fueron arteramente violados. Como, por ejemplo, no derrochar en gastos publicitarios y propagandísticos; no realizar prácticas antidemocráticas como el acarreo, coerción y alianzas con grupos o personas a cambio de prebendas.

Además de no establecer alianzas con grupos de interés ni hacer compromisos con sectores de organizaciones, empresas o gobiernos extranjeras; no utilizar el presupuesto público o bienes gubernamentales para beneficio propio y no contratar, por sí o por terceros, espacios en radio y televisión.

En ese sentido, Monreal indicó que la dirección del partido no procuró que se acataran estos lineamientos y que incluso mantuvo una actitud omisa frente a lo que se podía hacer, lo cual generó al interior del movimiento una serie de dificultades que no se pueden permitir que se conviertan en claves del éxito político-partidista.

De igual forma, mencionó que no se puede pasar por alto que el partido no fiscalizó ningún tipo de publicidad y sólo dio a conocer los gastos que cada aspirante erogó de los cinco millones de recursos autorizados por el propio partido.

Incluso dijo que “aunque pareciera una broma de mal gusto, se le señaló como quien más recursos utilizó de los cuatro aspirantes, cuando fue el que menos tuvo a su disposición para el desempeño de su actividad interna”.

También dijo en entrevista que a 13 días de que finalicen los recorridos, esta es la etapa más complicada y compleja, ya que “el partido debe enfriar y valorar, pero sobre todo cuidar el método, la técnica y el procedimiento de las encuestas y sus resultados”.

Detalló que son 10 encuestas y de ellas saldrán cuatro, las cuales no deben ser cercanas a un aspirante, por lo que queda un universo muy pequeño porque nadie sabe que se propuso y a lo mejor hasta hay repetidas en casas de encuesta y eso facilitaría el consenso.

Finalmente, señaló que existe un problema de piso disparejo en el proceso, sin embargo, confió en que se corrija en los días que faltan para concluir este ejercicio.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *