NACIONAL

Sheinbaum no mejorará fracturada relación con DEA

Spread the love

Ciertamente no será una encomienda fácil la que tendrá en sus manos, mucho menos cuando las relaciones entre ambas dependencias están un tanto desgastadas, como es el caso de la Administración de Control de Drogas con el Gobierno mexicano.

Ya de entrada se adelanta que será muy complicado que la presidenta electa de México, Claudia Sheinbaum Pardo, logre tener el apoyo y el acercamiento que necesitará de las autoridades federales estadounidenses en su lucha para combatir a los sanguinarios cárteles de la droga, dijeron las fuentes conocedoras del tema.

Vale recordar que la DEA y el gobierno de México de la mano del presidente Andrés Manuel López Obrador se desquebrajaron luego de que la DEA acusó a un general mexicano retirado y exministro de Defensa.

El general Salvador Cienfuegos Zepeda fue arrestado en el aeropuerto de Los Ángeles en octubre de 2020, acusado de ser el “padrino” del “extremadamente violento” cártel de la droga H-2 y de utilizar su alto rango para alertar a los líderes de los cárteles sobre operaciones militares en su contra, y dirigir las fuerzas gubernamentales contra sus rivales del hampa.

Pero menos de un mes después, bajo presión de México, que amenazó con “revisar” su relación con Estados Unidos y cortar todos los vínculos después de que el Ejército mexicano organizara una revuelta, el Departamento de Justicia pidió a un juez federal en Nueva York que desestimara los cargos y dijo que Cienfuegos debería ser investigado en su propio país.

Vale aclarar que las autoridades mexicanas rápidamente exoneraron a Cienfuegos, pero el daño ya estaba hecho a una relación ya tensa con la DEA, que había estado trabajando en ese país desde su fundación en 1973.

“La relación con la DEA fue detonada bajo AMLO [Andrés Manuel López Obrador]”, dijo Robert Almonte, analista de seguridad y exmariscal de Texas que se especializa en los cárteles de la droga mexicanos. “AMLO le puso muy difícil a la DEA operar en México. Quitó la inmunidad diplomática de los agentes de la DEA”.

En diciembre de 2020, dos meses después del asunto Cienfuegos, el Congreso mexicano aprobó una ley de seguridad nacional que despojaba de inmunidad diplomática a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley de extranjeros.

Según los informes, una unidad de inteligencia de la DEA que había estado trabajando en la Ciudad de México desde la década de 1990 fue cerrada en 2021.

También hay que resaltar que los agentes de la DEA que trabajan para impedir que el fentanilo y otras drogas entren a Estados Unidos están esperando hasta ocho meses para obtener una visa para trabajar en México, según una audiencia del subcomité de la Cámara de Representantes celebrada el mes pasado en Washington.

“Cuando la DEA encuentra obstáculos como dificultades para obtener visas de manera oportuna para operar en México y hay órdenes pendientes sobre las cuales el gobierno mexicano no actúa, sugiere que el estado de nuestra relación con México puede estar lejos de ser ideal”, dijo representante Hal Rodgers (R-Ky.), presidente del Subcomité de Asignaciones de Comercio, Justicia y Ciencia.

La relación sufrió otro golpe en febrero después de que surgieran acusaciones de que aliados de López Obrador estaban trabajando para el Cártel de Sinaloa desde al menos 2006, cuando todavía estaba controlado por el narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán.

López Obrador calificó las acusaciones de las autoridades estadounidenses de “completamente falsas”.

“¿Esto disminuye la confianza que el gobierno mexicano tiene en Estados Unidos?”, dijo López Obrador en conferencia de prensa. “El tiempo dirá.”

Los expertos no saben qué puede hacer Sheinbaum Pardo para detener la violencia de los cárteles en México, donde fueron asesinados 38 candidatos políticos durante la campaña presidencial más violenta en la historia moderna del país.

“Es difícil saberlo, porque realmente no sabemos quién es Claudia”, dijo Rafael Fernández de Castro, director del Centro de Estudios México-Estados Unidos de la Universidad de California en San Diego. “Con Claudia, ella está enviando señales de que es más pragmática, más tecnócrata que AMLO y por eso creo que le irá un poco mejor con la DEA en lo que respecta a la violencia”.

Pero otras voces no se muestran tan optimistas.

“Ella no va a mejorar la relación con la DEA, que se encuentra en su punto más bajo generacional”, dijo Joshua Treviño, jefe de inteligencia e investigación de la Texas Public Policy Foundation, un grupo de expertos conservador con sede en Austin. “Ella es una criatura de Obrador y la idea de que ella se aparte de él de alguna manera es realmente imposible. No tiene una base política independiente”.

“Entiendo que ella está interesada en crear una oficina nacional de inteligencia para recopilar información a nivel local y nacional sobre los cárteles”, dijo Almonte. “Pero ella no ha abordado la relación con las autoridades estadounidenses”.

Fernández de Castro dijo que es “optimista” de que pueda haber alguna mejora en la relación del país con la DEA bajo el gobierno de Sheinbaum.

“Pero ella será dura”, dijo. “Ella no aceptará los juegos que juega la DEA. Necesitamos más que interdicción y ella no dependerá de la DEA para obtener información, por lo que intentará generar su propia información”, finalizó.


Spread the love

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *