CULTURA

“Silence of Sound” una obra de Alondra de la Parra y Gabriela Muñoz

El 30 de junio se estrenó el espectáculo “Silence of sound” en el festival de música PAAX —del 29 de junio al 3 de julio en el Hotel Xcaret Arte en Quintana Roo. “Silence of sound” fue creado por la fundadora de la Orquesta Filarmónica de las Américas y de la Orquesta Imposible, Alondra de la Parra, y la artista Gabriela Muñoz, que representa al personaje Chula the Clown. Ambas llevan la batuta en su área: la primera, De la Parra, en la dirección escénica; la segunda, en la interpretación de la coreografía o narración performática.

La escenografía se complementa con la proyección de animaciones hechas por Nueve Ojos, estudio catalán de arte digital. La representación de obras escénicas y de orquesta, en el mismo espacio, le abre posibilidades a “Silence of Sound” y la convierte en una especie de ópera sin diálogos, que ensambla elementos visuales con piezas de Debussy, Bartók, Stravinsky, Weber, Berlioz, Massenet, Sibelius, Prokófiev, Ibarra y Brahms —interpretadas por la Orquesta Imposible.

Para estructurar la trama de este show en el que los géneros se desdibujan, se consultó a la escritora Luisa Reyes Retana —Premio Mauricio Achar. Literatura Random House 2017 por “Arde Josefina”—. “Con el clown se pueden expresar emociones de forma fantástica, sin que eso le impida a la música hacer lo suyo. El trabajo de Nueve ojos es, en sí mismo, ya una pieza. Yo admiro el talento y la paciencia de la gente detrás de ´Silence of Sound para coordinar el video, la orquesta y la coreografía. Es una apuesta”, señala la novelista.

La historia, a grandes rasgos, trata sobre una mujer que pasa por “varias etapas: desde la infancia, el juego y la parte creativa hasta el miedo, el enamoramiento —primero, del chico correcto; luego, del malo—, la decepción y el empoderamiento inmaduro, que la lleva a ser poco empática y maltratar a la orquesta.

Proceso que culmina con la gran revelación: cuando ya se vivió lo suficiente, a veces uno descubre que pudo comportarse mejor, y esa tristeza opaca profundamente”, cuenta Reyes Retana y describe a Chula the Clown como un alter ego —un personaje tragicómico con el que podrían identificarse todas las mujeres: “el espejo de muchas”, dice—,  que da una vuelta iniciática para regresar a ser ella misma. Una fuga o un desprendimiento, un minuto en la imaginación de la protagonista, quien se va a otros lugares y vive en la fantasía. “Hay muchas partes que son anécdotas de las vidas de Alondra y Gabriela, son su propia historia”.

Cada etapa es representada con distintos escenarios: Chula the Clown se encuentra dentro de una jaula, vive bajo el agua o se ve a sí misma como una dictadora. “Alondra me enseñó y me explicó los movimientos del stage, del escenario. Aprendí a distinguir el oboe, el cello y el violín; el clímax o la música que alude al canto de un pájaro. Pude descubrir la trama desde el score. Tiene mucho sentido narrar esta historia a partir de una partitura (…) Hay algo mágico en ser testigo del trabajo de Gabriela y Alondra porque´, a pesar de que me siento profundamente vinculada al show, también tengo el privilegio de observar por la mirilla, sentada en una esquina sin que nadie me vea y percibir cómo se crea, en tiempo real, el espectáculo en escena. Una de las dos considera con disciplina la parte musical; la otra está atenta siempre a lo gestual”, concluye Reyes Retana.

“Silence of Sound” tendrá una gira breve al interior del país: el 9 y 10 de septiembre a las 20:30 horas en la Sala Plácido Domingo del Conjunto Santander de Artes Escénicas en Zapopan, Jalisco, y el 15 del mismo mes, a las 21:00 horas, con la Orquesta Sinfónica de Minería en el Showcenter Complex en San Pedro Garza García, Nuevo León.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.