CAMBIANDO DE TEMA

Sin alianza, no hay futuro democrático para Edomex

Alfredo del Mazo Maza

Por Karina A. Rocha Priego

Entre dudas y caprichos políticos, para la alianza PRI-PAN-PRD en el Estado de México, el proceso electoral está en riesgo y, a pesar de que hay disposición por parte del PAN y PRD para seguir con “Vamos por el Estado de México”, el Gobernador Alfredo del Mazo Maza, sigue encaprichado en entregar el poder a Morena, lanzando como candidata a Alejandra del Moral, hasta por encima de Ana Lilia Herrera Anzaldo, diputada federal, que tiene más posibilidades que la ex líder del PRI en la entidad.

Esa necedad, sin lugar a duda, podría considerarse una “traición a la patria”. El “cambiar el poder por impunidad” es la peor “marranada” que se le puede hacer a un pueblo ávido hasta de lo más elemental.

Pero lo más peligroso de este asunto es que, ante esos “inconvenientes” el mismísimo Enrique Vargas del Villar, diputado local panista y candidato a la gubernatura mexiquense, ha pensado en “la soledad” como candidato, tal como lo hizo saber el PAN hace unos días, al advertir al PRI  “….estamos listos para ir en alianza, pero también para caminar solos”.

No es que Vargas del Villar no sea apto para ir sin alianza por la gubernatura mexiquense, sino porque sabemos cómo se las quiere gastar Morena, ya sea para “ganar” o para “arrebatar” el poder del Estado al PRI. El Estado de México como “último bastión priista”, ya que, para colmo ¿quién se acuerda de Coahuila? donde también se jugará la gubernatura en el 2023 y que, gracias a los caprichos de la cúpula del poder en ese Estado, es que se considere la equidad de género aquí, y tenga que ser mujer la candidata priista.

Pero esa es otra historia, la realidad es preocupante que se hable de “disolver” la alianza que ha permitido a los tres partidos que la conforman, recuperar espacios importantes en el país, conservando con ello la pluralidad política y por ende la democracia con la que ha gozado México por décadas.

Pero, el líder panista mexiquense, Enrique Vargas, durante un mitin en Naucalpan aseguró que el PAN está listo para “caminar en alianza”, pero destacó que también se encuentran preparados para “caminar solos”, aseguró Enrique Vargas está listo.

“En Acción Nacional estamos listos si nos quieren acompañar en una alianza en el Estado de México. Estamos listos para seguir caminando hacia adelante. Pero si no, “… se lo digo con mucho respeto al presidente del PRI en el Estado de México, Erick Sevilla. Que aquí estamos y que hay pantalones y que también estamos listos para ir solos”.

Insistimos en no dudar de la capacidad de Vargas del Villar, sin embargo, quienes no saben hacer las cosas limpiamente, están haciendo todo lo posible por quedarse con el Estado de México, “la joya de la corona”, sí, pero el que alberga el mayor número de electores de toda la República Mexicana, más de 12 millones, los que le garantizarían a Morena la permanencia en el poder de la Presidencia de la República pero, sobre todo, se dice que la gran preocupación de este instituto político es la Jefatura del Gobierno de la Ciudad de México, de la cual, casi el 50% lo perdió Claudia Sheinbaum en las pasadas elecciones.

Esa es su verdadera preocupación, entonces imagínese usted lo que serán capaces de hacer al interior de Morena para tener en sus manos al Estado de México, sin embargo, PAN y PRI tienen a su peor enemigo “en casa”.

Enrique Vargas del Villar

En innumerables ocasiones lo hemos comentado, el Gobernador Alfredo del Mazo Maza, harto del cargo que ostenta y con tal de salvar su libertad, puede ser capaz de todo. El entreguismo con el que se ha manejado frente a las autoridades del Gobierno Federal, nos hacen darnos cuenta de cuáles son sus verdaderas intenciones: ¡entregar en charola de plata! el Estado de México al Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Haciendo memoria, este “regalito”  me recuerda el que le hiciera Emilio Chuayffet Chemor, siendo Gobernador del Estado de México al entonces Presidente Carlos Salinas de Gortari, entregando Valle de Chalco o Xico como se le conoce, a quien dejaba ya el cargo luego de seis años de gobierno.

Pero hoy puede que no sea distinto, pero si peligroso. Entregar a manos de Morena el Estado de México es acabar con los industriales y empresarios que creyeron en el Gobierno mexiquense e invirtieron en el que para ellos, podía ser el mejor Estado para hacer rendir sus frutos; el Estado de México goza de inversión de todo el Mundo, de quienes creyeron en el proyecto de trabajo de  gobernantes anteriores, sin darse cuenta de que Del Mazo, ya estaba vendiendo su Estado y el trabajo de estos inversionistas quienes, sin dudarlo, tendrían que abandonar, no solo el Estado de México sino el país, ante las pocas garantías que tendrían para seguir trabajando aquí.

Eso es parte de lo que se perdería si el Gobernador sigue encaprichado en que no haya alianza y en el que su candidata, Alejandra del Moral, vaya sola, por el PRI, en busca de ser gobernadora lo cual, según encuestas el PRI solo alcanza ente 16 a 19 %.

Pero tampoco podría suceder si Enrique Vargas del Villar o cualquier otro panista lo hiciera; insisto, lo que sucedió en Hidalgo y Oaxaca fue el claro ejemplo de aquellos que “quieren salir bien librado$$$” sin importar las consecuencias, no solo políticas sino también sociales.

Se sabe de los ofrecimientos de cargos “x” a Omar Fayad y Alejandro Murat, priistas los dos, quienes entregaron sus Estados a Morena, a cambio de “inmunidad” además de un cargo público pero, seamos honestos, el cargo es lo de menos, lo de más, es que se les permitirá conservar “sus riquezas” sin persecución alguna; ese es el “premio de consolación”, mismo que no debe permitirse se le dé a Del Mazo Maza porque estamos hablando del Estado más importante de la República, con más de 17 millones de habitantes que quieren conservar su libertad.

Si bien es cierto que Del Mazo lo que quiere ¡es irse!, que un cargo público no le hará ni más pobre, ni más rico, lo que quiere es desaparecer de la faz de la tierra y vivir tranquilo disfrutando de sus riquezas, sin importar los mexiquenses. Además, se dice que la Gubernatura del Estado de México fue un “capricho cumplido” para Del Mazo, toda vez que quería seguir con la tradición familiar pero, si a esas vamos, lo único que habría de lograr con la “venta de su Estado o regalarlo” es denigrar a la dinastía “Del Mazo” que sembró trayectoria no solo en la entidad mexiquense, sin a nivel República.

Así que, si no se lucha por esa alianza PRI-PAN-PRD y no se convence a Movimiento Ciudadano para ir de la mano para las elecciones del 2023 en el Estado de México, quienes aspiran a la gubernatura, estarían ¡perdiendo el tiempo contra MORENA y ALIADOS!…

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.