NACIONAL

“Tengo posibilidades de ser presidenta de México”: Beatriz Paredes

Con una larga trayectoria en la política, Beatriz Paredes Rangel, exgobernadora de Tlaxcala y actual senadora del Congreso de la Unión dijo sentirse motivada para buscar ser elegida como candidata por la alianza PRI-PAN-PRD para la Presidencia de México y cree tener la experiencia y preparación para este gran reto.

La también exdiputada federal y expresidenta nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) habló de sus aspiraciones y otros temas, en entrevista que concedió a la periodista Adela Micha. Al ser cuestionada si renunciaría al PRI, sólo contestó en las organizaciones que ha participado.

Tengo posibilidades de ser presidenta. Espero salir victoriosa en el proceso interno de la alianza. Ojalá me ayuden las ciudadanas y los ciudadanos y puedan estimular mi participación. Creo que soy muy competitiva porque conozco México, todos los aspectos de nuestro país, todos los extremos; porque no tengo cola que me pisen, porque tengo las manos limpias, conozco el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo. Digamos que soy todo terreno.

Siempre he militado en la Confederación Nacional Campesina (CNC), esta es una diferencia, no solo es un matiz, la CNC es una organización de masas donde están los militantes con menores recursos del PRI, donde participan comunidades indígenas. Muchas veces tenemos relaciones muy tensas con el PRI, no siempre ha sido miel sobre hojuelas y también tenemos relaciones muy tensas con otros sectores del PRI.

Percibo que es necesario que México tenga una presidenta o presidente capaz de gobernar el país, esperando una transición democrática, venciendo lo que ha sido una regresión autoritaria y lo que es el intento de una restauración autoritaria;  necesita alguien experimentado, no un improvisado, ni un liderazgo iluminado, ya los liderazgos iluminados dejan a las naciones secuelas muy dolorosas.

Requerimos un liderazgo en el país, que sepa trabajar en equipo, porque necesitamos convocar a las y los mejores para que continúe y se profundice la transición democrática, que cambiemos el sistema.

Yo no tengo un problema de salud. Tuve una fractura, no me caí, tuve un accidente, se me rompió el pie, el tobillo, y las fracturas tardan mucho. Me operaron cuatro veces, por ese problema; el tobillo evolucionó bien; sin embargo, como se rompió la tibia y peroné… me pusieron muchos tornillos, ya se pegó y ahorita estoy en la fase de despegarlos, por eso se tardan tanto las fracturas en todo lo que se mueve. Ahora tengo que hacer terapia.

No me deprimo. Tuve muchos accidentes cuando era joven; corría mucho y nunca me pasó nada, entonces tengo algunas deudas que había que pagar.

En el tema del Poder Ejecutivo, probablemente tenía inhibiciones de género. A mí no me gusta por el poder mismo, yo no soy una gente de puestos, soy una gente de misiones. A mí me gusta pensar qué se puede hacer,  cómo voy a servir. Entiendo que el poder sirve para transformar la realidad, si no sirve para eso, entonces no sirve.

En ese sentido, soy una reformista, una reformadora. He navegado contra corriente. Tengo los pies en la tierra, no invento oportunidades que no existen.

Me parece que en nuestra generación, nuestro gran proyecto renovador se frustró con la muerte de Luis Donaldo Colosio. Fue un golpazo para una generación, y para un grupo muy plural, personas que creíamos que ahí se nos daba el chance de cambiar.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *