DEPORTES

Wimbledon se queda solo

La decisión del US Open de permitir jugar a rusos y bielorrusos deja a Wimbledon como el único Grand Slam que ha vetado a los jugadores de estos países y solo ante las críticas de los tenistas, los principales perjudicados por esto.

Jugadores como Matteo Berrettini, Novak Djokovic y Karolina Pliskova serán las grandes víctimas de la decisión de Wimbledon, que trató de evitar una apología del régimen ruso y lo que ha conseguido es irritar a los tenistas y provocar desigualdades en el ránking.

Con la negativa de Nueva York a seguir los pasos de Londres, solo el All England Club cerrará sus puertas a rusos y bielorrusos, en una decisión que llevó a la ATP a cercenar la entrega de puntos a los jugadores.

“Es injusto”, exclamó Berrettini, que esta semana defiende el título en Queen’s y que caerá más allá del top 20 al término de Wimbledon. El transalpino, actual número trece del mundo, ha estado tres meses fuera del circuito por una lesión en la mano y en la época más importante para su ránking -defiende 1,700 puntos entre Queen’s y Wimbledon- la ATP y el veto a rusos le impide defender 1,200 de ellos.

Algo parecido le ocurrirá a Djokovic, que tiene entre manos los 2,000 puntos que amasó el curso pasado cuando alzó su sexto Wimbledon. El serbio, que ha cedido este lunes el número uno en favor de Daniil Medvedev, perderá todo el botín el próximo 11 de julio y caerá, previsiblemente, hasta el séptimo puesto de la clasificación. Su peor puesto desde agosto de 2018. 

La derrota en los cuartos de final de Roland Garros ya le hizo parar la cuenta de semanas como número uno en 373, pero ahora el castigo puede ser mucho mayor. 

La sangría no para aquí. Los semifinalistas de 2021, Denis Shapovalov y Hubert Hurkacz perderán 720 puntos, lo que les podría suponer una caída de diez y cinco puestos respectivamente. El húngaro Fucsovics, cuartofinalista, perderá más del 30 % de los puntos que tiene y pasará de estar entre los 60 primeros a salir del top 100.

“¿Esto es en serio? Voy a caer 60 puestos. Muchas gracias, ATP”, se quedó Fucsovics al enterarse de la decisión de la ATP. 

En el lado femenino, con la defensora del título ya retirada, Ashleigh Barty, la que más impacto sufrirá será Karolina Pliskova. La checa saldrá del top 10 y caerá más allá de las 15 primeras. En el caso de Viktorija Golubic, que hizo cuartos en Wimbledon, su ránking caerá unos 40 puestos cuando se descuenten los puntos. 

La decisión que tomó Wimbledon hace unas semanas y que solo fue secundada por los propios torneos británicos, que no se han visto afectados por la medida de la ATP, impactará de forma importante en algunos tenistas. De momento, ninguno de ellos ha renunciado a participar en el tercer Grand Slam de la temporada por la falta de puntos. La bolsa de premios, que repartirá en total 40 millones de libras, con 50,000 libras  por jugar la primera ronda, ayuda a ello. 

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.