CAMBIANDO DE TEMA

En 2024 indocumentados podrían “decidir” futuro de México

Por Karina A. Rocha Priego

El próximo proceso electoral marcará el destino de los mexicanos, de millones de familias, de millones de jóvenes y niños, de ahí que, igual millones de mexicanos pugnan por conservar su libertad, la democracia, la oportunidad de salir adelante, crecer, pues son millones los que aspiran a una vida mejor, a un sistema de salud superior, a un sistema educativo de altura, rechazan la mediocridad, la mentira, el abuso de los gobiernos que solo ven para sí mismos, disfrazando su voracidad con “buena voluntad”.

El próximo 2 de junio del 2024, millones de mexicanos deben salir a votar, los jóvenes, deben darse cuenta que su voto será decisivo para marcar el rumbo del país. Bueno, eso es lo que esperamos de los jóvenes recién inscritos ante el INE.

Sin embargo, todo parece indicar que esa contienda se convertirá en una “batalla campal”, toda vez que el gobierno federal, en un afán de hacer ganar a su candidata, cueste lo que cueste, es que incrustará en las urnas a ¡centroamericanos!, los mismos que “han adoptado” en esta administración federal y, no precisamente por “humanidad” sino por interés propio de quienes ostentan el poder.

Desde el proceso electoral del 2018, alertamos a los electores ¡mexicanos!, de la necesida de salir a votar para elegir a sus gobernantes, pues desde entonces, las autoridades se dieron a la tarea de “aceptar” a migrantes en México a quienes no solo les registraron en los programa sociales que opera el gobierno federal, o sea, éstos reciben dinero de los impuestos de los contribuyentes ¡mexicanos!, para permanecer en México.

No solo eso, los han registrado ante el INE, como ciudadanos mexicanos -que no lo son- con la condición de votar en los procesos electorales A FAVOR DE MORENA y, no solo eso, les dieron habitación, insisto, están en las listas de todos los programas sociales, al grado de que, en fechas recientes, los Bancos del Bienestar, se han visto atiborrados de migrantes centroamericanos recibiendo dinero, cuando miles de mexicanos, aún están en espera de esos recursos.

Sí querido lector. Es sabido que miles de familias mexicanas registradas en los programas sociales, están en espera de recibir, de perdida, un deposito de los tantos prometidos, pero la realidad es que el dinero ¡no alcanza!, pues la intención actual es “seguir manteniendo” a los centroamericanos para que cumplan con el único requisito que se les ha requerido ¡votar por Morena en 2024!.

Sin lugar a duda ello es bastante grave, toda vez que, en México se lucha por respetar a las instituciones, la democracia, la libertad, y queda claro que el voto de los extranjeros migrantes podría terminar con el sueño de millones de ciudadanos de este país.

Sería verdaderamente lamentable que se permitiera que los centroamericanos, los migrantes, quienes escapan de países ¡socialistas! en busca de un mejor futuro, vinieran a México a ¡decidir por el futuro de nuestro país, de nuestras familias, de nuestros hijos!.

El que sean “otros” los que decidan por millones de familias mexicanas, tendría que tomarse como una afrenta contra la democracia y libertad de los mexicanos. Por su puesto no debe permitirse ello, pero la única forma de evitarlo, sería que los electores se tomen en serio su papel de ciudadanos mexicanos y hagan uso de su derecho y obligación de votar.

Pero aún hay más. No solo México corre el riesgo por el voto de los migrantes centroamericanos, para colmo, las finanzas públicas en este país para 2024, nos dicen que México ¡estará más endeudado que nunca!, teniendo que padecer un grave déficit presupuestario.

Y es que ya es de todos sabido que la Secretaría de Hacienda ha propuesto un techo de endeudamiento interno récord de casi dos billones de pesos, dizque para concluir las obras prioritarias de este Gobierno morenista.

Pero no todo queda así. Resulta que el paquete económico del próximo año, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador contempla un gasto total del sector público por 9 billones 66 mil millones de pesos, lo que representa el presupuesto más alto de la historia, estimando ingresos por alrededor de 7 billones de pesos, es decir, estima gastar más de lo que podrá recaudar y, bien saben, no se puede gastar lo que no se tiene, pero a esta administración es lo que menos le importa, por eso solicitar esos 2 billones de pesos “como préstamo” para cumplir con “sus deseos”, entre los que destacan, sin lugar a duda, los programas sociales para seguir manteniendo a migrantes centroamericanos y mexicanos que ¡solo saben estirar la mano!, pues cada ciudadano ¡quedará endeudado de por vida! ¿Se vale?.

Al final, querido lector, los perjudicados serán las familias mexicanas, que pagarán los platos rotos, no así los “extranjeros que viven de mantenidos en este país” y sí, seguramente será muy criticada por estos comentarios, pero los mexicanos, debemos ver por las familias mexicanas, nuestras familias, nuestros hijos, que son los que están perdiendo en este proceso de “conservar el poder, a como de lugar”.

Por lo pronto, se ha hecho saber que este gobierno es el más endeudado de los últimos sexenios y, peor aún, están haciendo lo que tanto criticaron de los demás. Lamentablemente.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *