CULTURA

Museo Nacional de San Carlos reúne exposición de Aurora Reyes y Rosario Cabrera

La Secretaría de Cultura federal y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal), a través del Museo Nacional de San Carlos (MNSC), ofrecen una cuidadosa revisión de la obra de Aurora Reyes y Rosario Cabrera, dos de las artistas mexicanas más destacadas de México.

En las exposiciones Arte y lucha. Aurora Reyes (1908-1985) y Rosario Cabrera: una pintora a contracorriente se explora el trabajo artístico, y pedagógico, además de adentrarse en el estudio de las obras de las dos creadoras que fueron sustanciales en la renovación de los lenguajes y la educación artística durante los primeros años de la posrevolución.

La noche del miércoles 8 de mayo de 2024, la presentación de las muestras se realizó con la representación de la secretaria de Cultura federal, Alejandra Frausto Guerrero, asistió la subsecretaria de Desarrollo Cultural, Marina Núñez Bespalova; además de contar con la presencia de la directora general del Inbal, Lucina Jiménez López; Héctor y Ernesto Godoy Lagunes, nietos y herederos del legado y archivo de Aurora Reyes; la subdirectora general de Patrimonio Artístico Inmaterial, Dolores Martínez Orralde; la coordinadora nacional de Artes Visuales, Lluvia Sepúlveda Jiménez; así como Valentina García Burgos, curadora de la exposición de Aurora Reyes; y Mireida Velázquez Torres, directora del MNSC.

Al respecto, la subsecretaria Marina Núñez se refirió al archivo y a la obra de Aurora Reyes, resguardado por Ernesto y Héctor Godoy Lagunes, a partir de un libro de la artista, comentó que también fue una excelente poeta, que aún en el paso del tiempo, mantiene una voz que no es muy común.

El afán de ver los desarrollos modernos, dijo, hace que se pierdan de vista el trabajo y la creatividad de personas que ahora forman parte de la historia cultural. Aurora es una de ellas, consideró y agregó también a Rosario Cabrera.

Ellas, dijo, forman parte de la historia que se ensombreció porque se ha escrito tradicionalmente a partir de pinceladas masculinas. Y las femeninas han sido descritas solo como apoyo.

Aurora Reyes, agregó, es un personaje por descubrir, es alguien a quien hay que estudiar mucho; e invitó a que vean la obra de Aurora Reyes y de Rosario Cabrera, y disfrutar del diálogo que ellas seguramente empezarán a tener a partir de esta muestra.

En su momento, la directora general del Inbal, Lucina Jiménez, comentó que el MNSC es un museo vivo, donde se dialoga desde puntos de vista que probablemente la historia del arte mexicano, de manera convencional, había dejado en las sombras.

Este es el caso de estas dos grandes artistas mexicanas que contribuyeron no solo a la formación de nuevas generaciones, sino a la construcción de la modernidad del arte mexicano.

Al referirse a Aurora Reyes, reiteró que se trata de una gran muralista, dibujante, maestra, pero también activista, dato importante, porque cuando se habla de la obra de las mujeres en el arte se tiende a insistir solamente en la vertiente o de musa o de complementariedad de algún fenómeno artístico.

En el caso de Rosario Cabrera, dijo, es una de las forjadoras de la educación artística que más impulso dejó en muchas generaciones, en una época posrevolucionaria donde la pintura al aire libre se convertía en uno de los lugares donde era posible imaginarlo todo, donde era posible construir una imagen en movimiento, de un país en transformación.

Por su parte, Héctor y Ernesto Godoy Lagunes, quienes abrieron sus archivos para la investigación y realización de la exposición de Aurora Reyes, agradecieron a las autoridades el acoger el proyecto de la muestra y destacaron el hecho de que esta permitirá conocer una faceta poco conocida de la artista.

“Ella fue una gran dibujante, gran retratista, con esos rostros que lograba, todo a lápiz. Ahí ella proyectaba todos sus cuadros, sus murales (siete) y no tuvo tiempo libre en su vida para pintar más porque estaba ocupada dando clases, pues dedicó casi 40 años de su vida a la docencia”, dijo Héctor Godoy.

Mientras que Ernesto Godoy calificó la muestra como “una exposición conmovedora, pues podemos conocer los aspectos más íntimos de Aurora Reyes como retratista y ver cómo hacía apuntes y bosquejos, ver la evolución de la obra, cómo la piensa y cómo la proyecta, y luego ver el resultado final”.

En su momento, la curadora de la exposición de Aurora Reyes, Valentina García, señaló: “Aurora es una artista interminable, su universo abarca muchas disciplinas y aquí tratamos de enfocarnos en su trayectoria como dibujante, porque nos interesa que se vea que el dibujo no es una expresión menor al óleo, sino que es otro tipo de expresión, que no habla solo del proceso, sino que está terminado y materializado y transmite ideas, además de que nos puede descubrir mucho de la biografía de la artista.

Dijo que la exposición de Reyes reúne 320 obras, entre ellas 12 óleos “que trajimos, con gran esfuerzo del Inbal, por ejemplo, La novia de oro, desde Oaxaca, y estamos muy contentos porque es una obra que materializa todos los ideales de Aurora, tanto políticos, de perspectiva de género, de expresiones artísticas y más”.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *