EDOMEX

Abaten incendios en Izta Popo y Donato Guerra

Spread the love

La Protectora de Bosques (Probosque) dio a conocer que los incendios registrados en el Parque Nacional Izta-Popo, de Amecameca, y el de San Lucas Texcaltitlán, en Donato Guerra, reportan un avance de 95 por ciento de control, mientras tanto, permanecen activos siete siniestros más.

En las tareas de combate al fuego colaboran brigadistas de Protectora de Bosques (Pro-bosque) adscrita a la Secretaría del Campo; personal de la Coordinación General de Protección Civil y Gestión Integral del Riesgo; de la Comisión Nacional Forestal (Conafor); el Grupo de Rescate Aéreo “Re-lámpagos”; así como elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), de Seguridad municipal, ejidal y voluntarios.

Para atender el siniestro en Donato Guerra, el grupo de rescate aéreo “Relámpagos” realizó 18 descargas de 500 litros de agua cada una, dando un total de 9 000 litros, sobre el paraje de San Jerónimo Totoltepec. De igual forma apoyó en traslados de personas lesionadas y en supervisión de las áreas afectadas.

Probosque señaló que los otros siete siniestros se registran en la colonia México Nuevo, Atizapán de Zaragoza; Bienes Comunales de Santa María Mazatla, Jilotzingo; Ejido Magú, Nicolás Romero; Zacango, Jilotepec; Atarasquillo, Lerma; Cañada de Alferez, Lerma; y San Bartolo El Arenal, Atlacomulco.

En la entidad mexiquense del 01 de enero al 21 de marzo de 2024 se han registrado 416 incendios forestales, que han afectado 3 mil 534 hectáreas.

Los municipios más afectados son: Nicolás Romero con 34 incendios reportados; Ixtapaluca con 32; Ocuilan, 31; Villa Victoria, 22; y Villa del Carbón con 21 incendios forestales.

Más de 150 hectáreas de zona boscosa se está quemando en el paraje la Cantera en Mazatla y San Luis Ayucan, por lo que Pro-tección Civil y Bomberos de Jilotzingo, Nicolás Romero, Huixquilucan, Tlalnepantla, Atizapán y Probosque trabajan para controlarlo.

Mientras que el siniestro en el cerro de la Biznaga en Atizapán continúa y ya se tiene controlado en un 85 por ciento, luego de que se quemaron más de 60 hectáreas de pastizales.

El escuadrón de bomberos de Jilotzingo destacó que el fuego se extendió a 150 hectáreas de bosque.

Esto mantiene trabajando varias brigadas de tragahumos de los municipios aledaños.

Especialistas, hacen un llamado a las autoridades para que apoyen los trabajos que realizan los bomberos e incluso, solicitan ayuda a la Comisión Nacional del Agua Conagua, para que envíen helicópteros para sofocar las llamas.

Destacaron que estos incendios son derivados del cambio climático y el huachicoleo del agua, pues la zona se encuentra muy seca.

Lamentaron que la zona afectada por las llamas son bosques, “por eso hacemos un llamado a la gente para que se sume a las labores para tratar de apagar el fuego, llevando azadones y víveres, para apoyar a la gente que labora en estas conflagraciones”.

Estos, son bosques acostumbrados al fuego, “pero confiamos en que no haya tanta mortandad de árboles, si son más ayocotes no existe tanto problema, pero si son oyameles, son nuestros aliados para la captación del agua”.

Existe preocupación, pues la falta de lluvia es el ingrediente para que esto se prenda más fácil y estamos preocupados de que sigan los incendios.

Por ello, piden que se realice una investigación para tener la certeza de que no fueron provocados, porque hay gente que pretende construir en esa zona de manera ilegal y aquellos que se les conoce como la mafia inmobiliaria.


Spread the love

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *