MUNDO

Países europeos rechazan el envío de tropas a Ucrania

Un día después de que el presidente francés, Emmanuel Macron, sugiriera la posibilidad de que tropas occidentales pudieran ser enviadas a Ucrania, una serie de países miembros de la OTAN y de la Unión Europea han reaccionado este martes mostrando su rechazo a una injerencia directa militar en el conflicto con Rusia.

Tras la cumbre especial sobre Ucrania celebrada en París, el líder francés indicó en rueda de prensa que, si bien “hoy no hay consenso para enviar tropas sobre el terreno de manera oficial, asumida y avalada”, “en términos dinámicos, no hay que descartar nada”. Entre otras cosas, Macron anunció la creación de una coalición para suministrar a Kiev armas de largo alcance con las que se llevarían a cabo ataques “profundos” mediante misiles de medio y largo alcance, si bien no ofreció más detalles.

Reaccionando a la sugerencia de Macron, el canciller alemán, Olaf Scholz, ha descartado de plano esta posibilidad. “No habrá tropas terrestres, ni soldados en suelo ucraniano que sean enviados allí por los estados europeos o los países de la OTAN”, dijo Scholz el martes durante una visita a Friburgo.

El ministro de Defensa alemán, Boris Pistorius, también rechazó la idea de Macron. “Sí, lo descarto”, respondió este martes a una pregunta, al término de una reunión con su homóloga, Klaudia Tanner, en Viena (Austria). “Poner las botas sobre el terreno no es una opción para la República Federal de Alemania”, afirmó Pistorius. Por su parte, Tanner calificó de “señal preocupante” la sugerencia del presidente francés.

En la misma línea se pronunció el primer ministro de Eslovaquia, Robert Fico, que aseguró que su país no desplegará sus fuerzas en Ucrania, si bien reconoció que varios países miembros de la OTAN y de la UE “están considerando la posibilidad” de enviar tropas “de manera bilateral”.

La portavoz del Gobierno español, Pilar Alegría, declaró que su país no apoya la idea del despliegue de tropas europeas o de la OTAN en Ucrania. “No estamos de acuerdo y tenemos que concentrarnos, además, en lo urgente, que es acelerar la entrega de material”, subrayó.

Mientras, Antonio Tajani, ministro de Exteriores de Italia, recalcó que enviar tropas a Ucrania es una “idea de Macron”, con la que “hay que tener mucho cuidado”. “No estamos en guerra con Rusia, estamos defendiendo [a Ucrania], y a mi juicio personal no estoy a favor de enviar tropas italianas a luchar en Ucrania”, dijo, según ANSA.

Grecia tampoco desplegará sus fuerzas en territorio ucraniano, según el primer ministro del país heleno, Kyriákos Mitsotákis, citado por medios locales. El jefe del Gobierno heleno indicó que para Atenas y para la mayoría de sus aliados no es cuestión de enviar tropas europeas o de la OTAN a Kiev. “Creo que este debate también tergiversa la esencia de nuestros esfuerzos para apoyar a Ucrania en la práctica en este momento”, agregó.

Paralelamente, el primer ministro de República Checa, Petr Fiala, quiso dejar claro que su país “por supuesto que no va a enviar tropas a Ucrania”, informa Novinky.cz.

Por su parte, el primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, afirmó que el envío de tropas no era el tema central de las conversaciones del lunes, informa Reuters.

En cuanto a Suecia, su primer ministro, Ulf Kristersson, dijo que el país no contempla el envío de tropas a Ucrania porque “no es en absoluto relevante en este momento”, según declaró a SVT. El mandatario escandinavo señaló que “la tradición francesa no es la tradición sueca” y que “si un país quiere enviar tropas a otra parte del mundo, no afecta a la OTAN”.

A su vez, el presidente de Polonia, Andrzej Duda, admitió que las opiniones sobre el despliegue de las fuerzas “varían” y que “no hay absolutamente ninguna solución de este tipo”, recogen medios locales. “Puedo decir esto: no había entusiasmo”, respondió a una pregunta sobre si cada vez hay más países que no descartan la posibilidad de enviar soldados a Ucrania.

“Polonia no tiene previsto enviar sus tropas en Ucrania, tenemos una posición común aquí”, aclaró este martes el primer ministro polaco, Donald Tusken, en una rueda conjunta con su homólogo checo.

Rotunda fue la reacción de Hungría, que se mostró en contra de cualquier injerencia militar en el conflicto ucraniano. “La posición de Hungría es clara y firme: no estamos dispuestos a enviar ni armas ni soldados a Ucrania. Hay que poner fin a la guerra, no agravarla ni ampliarla”, escribió en su cuenta de Facebook el ministro de Exteriores, Péter Szijjártó.

En lo que respecta al Reino Unido, un portavoz del primer ministro, Rishi Sunak, comentó el martes que el país no tiene “ningún plan para un despliegue a gran escala en Ucrania”, si bien reconoció que hay “una pequeña cantidad de personal desplegado en el país apoyando a las Fuerzas Armadas de Ucrania”.

En medio de estos reportes, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, rechazó que la Alianza esté planeando desplegar sus fuerzas en Ucrania.

“Los aliados de la OTAN están prestando apoyo sin precedentes a Ucrania. Lo hemos hecho desde 2014 y lo hemos intensificado tras la invasión a gran escala. Pero no hay planes para tropas de combate de la OTAN en suelo ucraniano”, recalcó a AP.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *