MUNDO

Nicaragua reivindica su soberanía frente a la “brutal política” de sanciones

El canciller de Nicaragua, Denis Moncada, resaltó en el Debate General de Alto Nivel del 78 Periodo de Sesiones de la Organización de Naciones Unidas (ONU), que comenzó a celebrarse desde la semana pasada en Nueva York, EE.UU., que su país reivindica su soberanía y lucha por “la libertad genuina” frente al imperialismo “en todas sus manifestaciones”.

Moncada indicó que “las agresiones que llaman con soberbia y altanería ‘sanciones'”, no definen, ni amedrentan, ni discapacitan, ni doblegan, ni llevan a los países a venderse o rendirse.

“No conocemos la palabra rendición”, resaltó el canciller, quien agregó que Nicaragua sigue en la lucha contra el injerencismo y el colonialismo internacional, en favor de su libertad, soberanía e independencia, para “vivir tranquilos y seguros”.

El diplomático también denunció las medidas coercitivas y unilaterales que imponen países como EE.UU. contra varias naciones suramericanas como Nicaragua, Cuba y Venezuela, así como en otras regiones del mundo, al considerarlas como “ilegales” e “ilegítimas”, y porque “constituyen una modalidad de guerra que desestabiliza, destruye, e impone cambios de Gobiernos, a través de Golpes de Estado”.

Entre tanto, Moncada comentó que las Naciones Unidas se ha convertido en un organismo de incertidumbre y ha desvirtuado el concepto por la que fue creada. Además pidió a la ONU que vele por la justicia de Nicaragua y que EE.UU. reconozca “la grotesca intervención” que ejecutó contra ese país suramericano décadas atrás.

“Exigimos a Naciones Unidas hacer cumplir el Mandato de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que en el año 1986 sentenció a los EE.UU. de Norteamérica a reconocer a Nicaragua, al menos en parte, los costos de la destrucción, la agresión permanente, el dolor y el sufrimiento de centenares de miles de familias, durante la demencial y revanchista guerra impuesta a nuestro país y nuestro pueblo, en lo que se llamó la contrarrevolución”, dijo Moncada.

El diplomático agregó que aunque ese reconocimiento no repone las vidas de las víctimas ni se alivia “el corazón partido” de las familias, “al menos se reconstruye, para todos los nicaragüenses, la infraestructura económica, social, productiva, cultural, que hicieron añicos con su grotesca intervención, que como siempre, como cada vez, fue derrotada por el honor, la integridad y la gloria del espíritu nicaragüense”.

El canciller también resaltó que en la actualidad el mundo vive “momentos de extinción del modelo imperialista y colonialista”, por lo que resulta importante avanzar hacia la construcción de un nuevo orden global y multipolar, como va germinando en los BRICS, y que debe incluir también la refundación de las Naciones Unidas.

“Sigamos rompiendo las cadenas de esclavitud y dependencia, de sometimiento y subordinación, de obediencia servil, que pretenden, a estas alturas de la historia, seguirnos imponiendo los egoístas, ambiciosos y pérfidos intereses coloniales e imperiales”, dijo Moncada.

El canciller nicaragüense también exigió que en Naciones Unidas debe imperar el respeto y recuperar sus “valores fundacionales”, como parte de “este otro mundo donde aprendemos, nos actualizamos, y seguimos, eso sí, defendiendo modelos justos, soberanos, propios”.

“Ya el Comandante Eterno Hugo Chávez Frías lo había expresado ante la Asamblea de Naciones Unidas en el año 2005: Hay que refundar Naciones Unidas”, resaltó Moncada, quien llamó a “todos los pueblos luchadores en África, Asia, América Latina” a mantener su “permanente y combatiente solidaridad”.

“Somos pueblos y países que resistimos y combatimos bloqueos, guerras económicas, intervención sistemática y permanente en toda nuestra vida institucional, social, cultural, económica y política; como vemos: más y más violaciones de todos los derechos”, agregó.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *