CULTURA

Vida y legado del filósofo chino Confucio se muestran en exposición

El pensador Confucio nació en el año 551 a.C., en la localidad de Changping, en Cuyi, reino de Lu, bajo el monte Ni, a 30 kilómetros al sureste de Qufu, actual provincia de Shandong, China; sus enseñanzas acerca de la ética, la religión, la educación, la política y el respeto, pilares de la doctrina que encabezó, lo convirtieron en el mayor filósofo de la historia china. Hoy, parte de su vida y legado se muestra en la exposición Confucio. El maestro ejemplar de todos los tiempos.

Integrada por cerca de 30 piezas, como cedularios, reproducciones de hanfus (trajes tradicionales chinos), réplicas de esculturas de bronce/piedra e imitaciones de artesanías talladas en hueso, la muestra es organizada por la Secretaría de Cultura del Gobierno federal, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y del Museo Casa de Carranza (MCC), en colaboración con la Dirección General de Cultura de la Provincia de Shandong y el Centro Cultural de China en México.

Durante el acto inaugural, la directora del MCC, Karla Jaqueline Peniche Romero, agradeció al personal del museo que hizo posible el montaje, así como al Museo de Shandong y al Centro Cultural de China en México por el préstamo de los objetos. Expresó que Confucio fue un gran maestro, cuyas enseñanzas siguen vigentes en la forma de vida del pueblo chino y alrededor del mundo.

Por su parte, el subdirector del Comité Permanente de la Asamblea Popular de la Provincia de Shandong, Yang Dongqi, celebró esta nueva colaboración cultural entre México y China, y expresó que Shandong es una ciudad llena de cultura y con un creciente desarrollo económico, lugar donde Confucio creó el sistema de ideas más complejo y cohesivo de su país.

A su vez, el director del Centro Cultural de China en México, Luo Jun, mencionó que el sabio Confucio y su teoría del confucianismo han dejado una huella profunda en China desde hace más de 2,000 años, “sus pensamientos no solo constituyen una de las raíces de la cultura tradicional de China, sino que también han dado forma al carácter espiritual de nuestro país”, dijo.

El recorrido por la exposición inicia con la réplica de una pintura tradicional china (hecha sobre seda por Yan Liben), titulada El emperador Taizong recibe al enviado tibetano, considerada una de las 10 pinturas más famosas transmitidas de generación en generación en aquella nación asiática. Enseguida, se exponen 32 cedularios con imágenes sobre la vida de Confucio, los cuales incluyen escenas de su nacimiento y los viajes que emprendió por los diferentes reinos de China.

Continúan episodios de él y sus discípulos, a quienes enseñó artes como los ritos, la música, caligrafía y matemáticas; y concluyen con su muerte en 479 a.C., cuyos restos fueron enterrados a orillas del río Si, al norte de Qufu. Resalta, también, un símil del acceso al Templo de Confucio en Qufu, Shandong; y una instalación que muestra los cuatro tesoros del estudio, según el pensamiento chino: piedra para entintar, barras de tinta china, papel y pinceles.

Sobresalen 11 réplicas de artículos de bronce chinos, como un contenedor de bolígrafos y jarrones, pertenecientes a la colección del Centro Cultural de China en México, así como una reproducción de piedra de una golondrina de Shandong.

En paralelo, se exhiben cuatro reproducciones de hanfus (trajes tradicionales chinos), provenientes del Museo de Shandong, de los cuales destaca uno de la dinastía Ming (1368-1644 d.C.), cuyo original fue usado por descendientes del filósofo; además de imitaciones de artesanías chinas talladas en hueso.

Alrededor de la sala se dispusieron infografías acerca de los ideales de Confucio, como la construcción de una sociedad armoniosa; la ética basada en la creación de normas que promueven la armonía y el orden social; el pensamiento educativo, en el que enaltece la enseñanza a los alumnos según sus capacidades; se calcula que tuvo 3,000 discípulos y 72 eruditos.

También, se aborda su pensamiento político, cuyo énfasis remite a la idea de un gobierno benevolente; y concluye con una infografía sobre el aprecio que le tuvieron civilizaciones del mundo, ya que su filosofía se extendió a países vecinos, como Vietnam, Corea y Japón, y en el siglo XVI se expandió a Europa.

A la ceremonia de apertura acudió una delegación de funcionarios de la Provincia de Shandong; el alcalde de San Martín de las pirámides, Edgar Martínez Barragán; y representantes del gobierno de Yucatán. Fue amenizada por una danza y orquesta tradicional de Shandong, además de una exhibición de pintura tradicional china.

La muestra permanecerá hasta el 19 de noviembre de 2023, en la Sala de Exposiciones Temporales del Museo Casa de Carranza (calle de Río Lerma No. 35, colonia Cuauhtémoc, Ciudad de México). Horario: martes a domingo, de 10:00 a 17:00 horas. Entrada gratuita, cupo limitado a 100 personas.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *