CAMBIANDO DE TEMA

Violencia en Edomex, supera cualquier ficción

Por Karina A. Rocha Priego

¿Qué está pasando en el Estado de México? La violencia está a todo lo que da, no la inseguridad, la violencia. Ahora hay que delimitar cuáles son los delitos que en verdad están causando estragos entre la población, y no porque los demás delitos no sean de cuidado, pero insisto, la violencia está desatada y cada vez suman más muertos en este país y en este Estado, hechos que “minimizan” por el número de población de la entidad mexiquense, pero que, al final, es lo mismo, muertos y más muertos.

El pasado 7 de marzo, por ejemplo, fue ultimada a balazos la lideresa del PES en Michoacán, en las afueras del hotel Ejecutivo 8, ubicado en la carretera federal Toluca-Atlacomulco; dicen, ya habían atentado en su contra, pero tocó la mala suerte de que fuera asesinada en territorio mexiquense, ello habla de la falta de seguridad que existe en la entidad.

Por otro lado, un elemento de Inteligencia de la Ciudad de México, fue asesinado en Ixtapaluca, a unos metros de su hogar; otra vez, una persona ajena a la entidad mexiquense, por su trabajo, pero que es asesinada en el municipio mexiquense donde vivía.

De igual forma, ayer miércoles, un elemento de la Secretaría de Seguridad del Estado de México murió luego de que la camioneta donde viajaban fue baleada por varios individuos mientras circulaban por la avenida Huehuetoca a Tula, cerca del fraccionamiento La Guadalupana, en el municipio de Huehuetoca, no fue un accidente, fue un atentado, muriendo el uniformado; uno más que se suma a la enorme lista de policías asesinados por delincuentes cuyas muertes ¡nunca son resueltas por las autoridades!

En este punto, es importante comentar que en lo que va del 2024, en el Estado de México han sido asesinados 6 policías, lo cual, para algunos “la cifra podría no tener importancia”, pero no dejan de ser personas que ofrecen un servicio de seguridad a los ciudadanos y que no cuentan con el apoyo de las autoridades; familias enteras se quedan en la orfandad sin que el Gobierno voltee a ver las necesidades de las mismas; si bien es cierto que les llegan a hacer un homenaje póstumo, no vuelven a voltear a ver a las familias que perdieron a un ser querido.

En todo México, queridos lectores, del 1 de diciembre de 2018 al 7 de marzo de 2024 se han registrado, al menos 2,280 policías asesinados, no es una broma, es una cruda realidad la que se está viviendo en este país donde la delincuencia no da tregua y los tres niveles de gobierno ¡están más que rebasados!

Respecto al uniformado asesinado ayer, se sabe que él, junto con los otros policías estatales realizaban un recorrido en la calle Xalapa, cuando los alcanzaron varios individuos, que desde un auto VW Jetta color blanco sin placas les dispararon e inmediatamente huyeron del lugar.

Luego, en el municipio de Acolman, fueron hallados sin vidas dos hombres en un túnel huachicolero, ubicado en los Ejidos de Santa Catarina, en la región de las pirámides.

Presuntamente, ambas personas se encontraban en calidad de desparecidos desde hace dos días, aunque podría ser que éstos pudieran haber tenido alguna participación en la extracción de combustible en la región.

En otro reporte, en el municipio de Netzahualcóyotl, fue asesinado un hombre y su hija de seis años fue herida de gravedad; ambos fueron interceptados por un criminal, quien empezó a detonar su arma de fuego, dejando gravemente herida a la menor.

Esto sucedió en las calles de la Colonia Bosques de Aragón, en el municipio de Nezahualcóyotl.

Es importante comentar que este ataque fue captado por cámaras de seguridad del municipio, donde se puede observar, perfectamente, al sujeto que baja de una motocicleta donde estaba su cómplice y camina hacía la víctima, para empezar a detonar su arma de fuego.

Lo más lamentable de este caso es que una niña de 6 años se debate entre la vida y la muerte pues hoy, los delincuentes ¡no respetan ni a su propia madre! Igual les da matar a un hombre inocente que a un delincuente; a una mujer un anciano o un niño, lo cual debe ser frenado tajantemente. No es con abrazos, es con todo el peso de la ley y, si con la ley no se puede, lamentablemente la población está tomando cartas en el asunto, y toman la justicia por sus propias manos.

¿Cuántas veces no hemos visto que los uniformados “rescatan” de manos del pueblo a un ladrón, un violador, un asesino y evitar ser linchados? Esta mal que lo diga pero, así como están las cosas en esta entidad, bien deberían dejar que los ciudadanos afectados hagan lo que tengan que hacer para evitar siga habiendo criminales en las calles. No todo, querido lector, se trata de narcotráfico, aunque este es el tema más álgido a combatir por una administración, pero la violencia en las calles ha puesto en jaque a los mexiquenses, existe gran temor de salir a las calles, sea de día o de noche. No hay PAZ en el Estado de México.

Y para cerrar con “broche de sangre”, ayer mismo, en el municipio de Tenancingo, una familia compuesta por dos adultos y un menor de edad, murieron durante una persecución a bordo de una motocicleta; si, estas tres personas fueron perseguidas por sujetos en un automóvil, los cuales persiguieron a la familia por calles detonando sobre éstos un arma de fuego, hasta impactarse con ellos y asesinarlos de esa forman.

Se trataba de Miguel Angel de 38 años, Denisse de 22 y un menor de dos años de edad, si querido lector, ¡un bebé de dos años! que fue igual asesinado sangre fría, mientras los delincuentes escapaban con toda tranquilidad sin que alguien haya visto de quién se trataba. Eso es siempre en crímenes como éste, pero nada hacen al respecto.

No pueden ustedes imaginar el sentimiento que provoca ver o saber el cómo un bebé es asesinado por sicarios, un ser humano que empieza a vivir y cuya vida termina en manos de delincuentes sin sangre en las venas. Eso es lo que se debe frenar, no “abrazar” a los asesinos de infantes, a los violadores, secuestradores, no, es hacerlos pagar porque, aunque haya “mentes diminutas” que aseguran que “los delincuentes también son humanos”, cuando en realidad “son bestias”.

¿Qué las autoridades no se darán cuenta de la realidad que se vive en México?, solo se darán cuenta cuando sea un miembro de su familia el que pierda la vida en manos de los delincuentes, solo así, de ser “muy inteligentes” podrían entender el dolor que viven las familias, víctimas de un hecho delictivo, de otra forma, solo resta al pueblo EXIGIR un cambio radical en el combate a la delincuencia, sea cual sea esta; cada vez son más víctimas y menos respuestas.

Por cierto, querido lector, ¿alguna vez ha pensado para estos asesinos, en la pena de muerte? Muchos mexicanos ¡si!…..

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *